Blogia
aunqueseaceniza

Retóricos

Miren cómo el director del cotarro tergiversa las intenciones y las vacía de todo contenido político para presentarlas como ínfulas personales de liderazgo. Miren cómo no puede soportar que los que conocen el tema de cerca se expliquen solos, y cómo se arroga retóricamente --este gran dechado de sobriedad expresiva-- la posesión del lenguaje comprensible para el espectador, al parecer idiota necesitado de mediación periodística: el 149.4 es demasiado técnico para el vulgo, que solo alcanza a entender verdades de Perogrullo. Miren cómo solo son legítimas las protestas cuando el lobo enseña el diente de la punta a la encía (según este caritativo mediador entre el incauto público y los actores sociales de aviesos propósitos, aquellos que están armando el plan Bolonia deben ser tan estúpidos como para explicitar sus verdaderas pretensiones en cada real decreto). Miren cómo la collares habla en neocon, y cómo cuando no quiere entender lo que le dicen reclama que le hablen en su lengua (que no es precisamente la catalana). En fin, todo esto me recuerda que Belén Gopegui y Pierre Bourdieu tienen todita la razón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres