Blogia
aunqueseaceniza

A río revuelto...

A río revuelto...

Victor Dubreuil, Barrels of Money.   

Parece ser que el colonialismo no se conforma con la idea de que, en lo que a territorios inexplorados que esquilmar se refiere, no hay más que arrascar: si ya no hay tierra virgen para el desarrollo económico (el suyo, claro), entonces debe crearse.  Y sí: Bush tiene una oficinita (la Office of the Coordinator for Reconstruction and Stabilization) que ha elaborado ya programas de reconstrucción para 25 países que todavía no ha destruido nadie.  Y si alguien se pregunta por qué los escombros del Tsunami siguen en las playas, que no piense ni por un momento que se trata de olvido por parte de EE. UU. o el Banco Mundial, no, no: ellos se acuerdan todos los días de Sri Lanka.  Ocurre, sin embargo, que el dinero hay que gastarlo en cuestiones verdaderamente importantes: nada de casitas de pescadores en la costa; mejor un plan de reestructuración económica en profundidad (como ya aprovecharon para instaurar en Centroamérica tras el paso del Mitch). 

En fin, Naomi Klein lo explica mucho mejor que yo: The Rise of Disaster Capitalism.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MALAPUTA -

Ahora que has venido, quédate.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres